sesiones de embarazo al amanecer

Dejar constancia gráfica de que una vez latieron dos corazones en tu cuerpo siempre es una bonita decisión. Hacerlo al amanecer para mi lo hace inolvidable. Acudir a ver como el Sol aparece en el horizonte, con tu hijo/a en tu interior, es acudir a la vida, es dar tributo al poder de la naturaleza. El Sol nos da la vida y tu pronto darás a luz a tu hijo/a, si quieres hacer de ese momento EL MOMENTO yo te acompaño.

Asumimos la vida como lo normal, lo natural pero cuando llega el momento de ser madre se nos agudizan los sentidos y ponemos más atención en nuestros cuerpos y nos maravillamos ante la magia de la vida, lo genuino de nuestras vidas, la volatilidad del momento. Un olor, una canción, una imagen pueden hacernos volver a ese momento, pueden darnos consciencia del momento vivido, de donde estamos y hacia donde vamos.

Las sesiones en la playa en pleno verano son complicadas, no estamos solos, nos observan y eso no nos deja disfrutar del momento, por eso las sesiones al amanecer son ideales en estos días. Prácticamente no hay nadie, el agua tiene un temperatura ideal y la luz es maravillosa. Se escucha el silencio, el ir y venir el mar, puedes sentir el tacto de la arena mojada en tus pies, las caricias de las olas…estoy escribiendo estas lineas y me vienen a la memoria algunas de las sesiones que he disfrutado y otras posibles, con esa amiga del alma, con tu pareja, o tu sola disfrutando de tu momento….¿te animas?

Si estás embarazada y te gustaría una sesión de embarazo te animo a que elijas en el exterior y al amanecer, estoy segura que ese amanecer lo recordarás siempre

DEJA UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.