fbpx

Una sesión de retrato sobre ti es una experiencia liberadora.

Nos pasamos el día corriendo, con mil cosas que hacer,  dedicando tiempo a los demás y a veces no nos damos cuenta de lo importante que es conectar con nosotras mismas.

Dedicarte un tiempo para estar a solas contigo misma, para mirarte con otros ojos y desde diferentes perspectivas puede ser una experiencia realmente enriquecedora. ¿Por qué no probarla?

El arte de transmitir la esencia que va más allá de una mirada

Si hay algo en lo que creo es en el poder femino y aunque no siempre lo reconocí en mi te aseguro que explorarlo a través de la fotografía me ha ayudado a conocerme, a valorarme y quererme tal y como soy, porque somos únicas.

Me gustan especialmente las sesiones de retrato femenino porque la construimos juntas, desde cero y totalmente personalizada. No solo es una sesión de fotos, es un viaje a ti, a tu esencia, trabajaremos con imágenes, con fotografías importantes para ti, con los retratos que te haré y descubriremos cómo se relacionan esas imágenes que narrativas esconden.

Cada vez que trabajo en una sesión fotográfica femenina recreo las mismas sensaciones que cuando pintaba retratos. De esa experiencia aprendí a contemplar y a recrearme en los detalles hasta que el cuadro aparecía ante mí casi por arte de magia. La fotografía de retrato femenino me permite explorar un sin fin de posibilidades creativas, casi tantas como las que tú estés dispuesta a experimentar.

Estoy segura de que el resultado te asombrará y verás que la línea entre fotografía y arte es realmente fina. Te permitirá además conocerte un poco más, te dará poder y descubrirás en ti nuevas miradas, gestos y detalles en los que probablemente nunca antes te habías fijado.

Descubre en 7 pasos cómo es una sesión de retrato femenino:

Recibo tu formulario de petición de información sobre esta sesión y te respondo en menos de 48 horas.

Resuelvo cualquier duda que te pueda surgir, seleccionamos el día para nuestro primer encuentro que puede ser online para poder conocerte un poquito mejor y preparar así la sesión.

Unos días antes hablaremos para concretar algunos detalles como la localización (en mi estudio, en exterior… ) la hora y también paraa sesorarte con lo que necesites respecto a ropa, complementos y algunas imágenes que utilizaremos en la sesión.

El día de la sesión es para disfrutarla, así que mejor ven descansada y sin prisa ya que la sesión podría alargarse. Sobre todo ven con muchas ganas de pasarlo bien.

Durante la sesión no tienes que preocuparte de nada, solo dejarte llevar por mis indicaciones y disfrutar el momento.

Unos días después podrás acceder a la zona privada de mi web para elegir las fotos que más que te gusten y sobre esas trabajaré en la edición final.

En un máximo de dos semanas te entregaré las fotografías listas para que las disfrutes.

Eli, me gustaría tener una sesión contigo

Responde a este formulario y en menos de 48 horas te responderé con un presupuesto personalizado.










aire libremi casaestudio