La sororidad, mi gran compañera

Sororidad, creo que es una de mis palabras preferidas, me encanta su sonoridad y me emociona su significado. La sororidad se refiere a los vínculos y alianzas naturales entre mujeres que se apoyan y la solidarizan mutuamente empoderándose en todo aquello que se proponen.
Esta bonita palabra describe mis últimos años y mi evolución profesional. Estoy segura que al leerme tu también estás viendo alguno de los momentos de tu vida reflejado en esta palabra.

Un día voy a dibujar los nombres de la gran red violeta que me sujeta y anima a seguir día a día, sueño a sueño, creándome la vida a medida que jamás hubiera imaginado tendría. Una parte importante de mi vida es mi trabajo, a lo que me dedico, y especialmente en esta nueva aventura profesional tengo que reconocer que me siento más yo que nunca, el resultado de todo lo vivido me ha llevado a lo que hago y lo que puedo aportar a los demás.

En el camino recorrido, sosteniendo esa gran y tupida red lila, hubo y hay muchas mujeres que sin saberlo, o a conciencia, me han hecho llegar hasta aquí. Hoy quiero agradecerles a todas ellas, y especialmente a las que me han ayudado a hacer realidad este proyecto no solo por su trabajo sino también por todo el camino que hemos hecho juntas en aprendizaje y crecimiento, profesional y personal. Gracias Noemí, Kath, Lidia, Ana y Verónica por todos estos meses de apoyo, consejos y complicidad fotográfica. Gracias Vaness, Cris y Bea por acompañarme y recordarme el camino siempre. Gracias sororidad.

DEJA UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.