Día de la madre

Ser madre es lo que más ha revolucionado mi vida, he estado en guerra pero finalmente firmé la paz y ahora con perspectiva he aceptado todo lo que me ha supuesto, y aunque os hablaré en profundidad otro día, quería hacer un poco de balance con vosotras de mis 10 años del día de la madre.

El primero fue super emocionante, mi peque no tenía ni dos meses así que yo estaba en una nube total, gracias a los efectos hormonales el sueño no podía con mis ganas ver todo lo que crecía y aprendía mi retoño. El segundo año seguíamos en fase de redescubrir el mundo de su mano y todo eran sonrisas y abrazos. El tercero fue muy especial, después de la pérdida del que hubiera sido mi segundo hijo/a volvía a estar embarazada, y aunque con el miedo que acompaña a un bebé arcoiris, me sentía muy feliz y super amada por mi hijo mayor con el que estaba creando un vínculo super especial. Hasta ese día puedo documentar el Día de la Madre junto a mi hijo mayor y el pequeño en mi barriga.

Cuando nació el pequeño dejé de salir en la fotos, no porque no quisiera, sino porque estaba tan liada con cuidarlos y trabajar que creo que me olvidé de mi propia existencia durante casi dos años. Tengo muchísimas fotos de los 2 pero en casi ninguna salgo y cuando salgo no me gusta porque no me han dado tiempo para prepararme para la foto, en el encuadre salen cosas que quitan la atención de la foto o la afean. Cuando recopilé las fotos del primer fin de semana de mayo para este post y se las enseñé a mis hijos, se me rompió el corazón cuando el pequeño me preguntó donde estaba nuestro foto del día de la madre cuando él era bebé….

Afortunadamente cuando han ido creciendo gracias a poder disparar la cámara con una app en el móvil hemos podido hacernos fotos los 3 juntos y eso en parte le devolvió la sonrisa al pequeño aunque no ha quedado conforme y me ha pedido que revise nuestras fotos familiares. Es muy importante estar con nuestros hijos/as, hacerlos fotos y sobretodo salir en ellas. Para que no te pase esto a ti, para que disfrutes de un momento agradable y consciente con tus hijos/as me gustaría que este año te regalaras, si, si, te REGALARAS una sesión para el día de la madre, un ratito para ti y tus peques, para tener unas bonitas fotos, fotos que quieras enmarcar, fotos de cómo sóis ahora, de como os abrazáis, de como os miráis porque esos detalles perduran para siempre. La sesión puede ser en exterior o en mi estudio, en principio solo iban a ser el próximo fin de semana pero finalmente he decidido que celebremos el día de la madre durante TODO MAYO y así esquivar la predicción de lluvia y porque ser madre no está pagado y nos lo más que merecemos. Mucha fuerza y energía para todas las madres y sobretodo para las nuestras que son las mejores del mundo!

DEJA UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.