Hay momentos que vuelven a tu mente sin motivo alguno, imágenes que te acompañan siempre, rostros que se hacen inolvidables. En 2010 estuve en la India, como para muchos otros fue un viaje de contradicciones. Había momentos en que pensaba