Estrenarse como padres parte de la máxima emoción elevada a 1000. Parece que nunca va a llegar el momento de verle la carita y de tenerlo/a en nuestros brazos por fin. Los primeros días te sientes invencible, parece que el