Hace poco más de 4 años, Ana, la mamá de Mario me pidió hacerle unas fotos de la barriguita y ahí empezó todo. Acababa de empezar a disparar en manual, y aunque ya llevaba tiempo enamorada de la fotografía, con el